Seguro de Cesantía para trabajadoras/es de casa particular

Desde el 1 de octubre de 2020, los trabajadores de casa particular son parte del Seguro de Cesantía. Para ello, AFC Chile comenzó a crear sus cuentas individuales en la que podrán acumular recursos, a partir del pago de cotizaciones por parte del empleador o solicitando el traspaso voluntario de fondos desde su AFP. El afiliado/a será notificado de la creación de su cuenta o puede verificar el estado de afiliación en la consulta que se encuentra en la página principal de este sitio.

Los trabajadoras/es de casa particular podrán acceder al
Seguro de Cesantía teniendo como beneficio:

Giros, con cargo a su Cuenta Individual de Cesantía (CIC),
que parten del 70% de su última remuneración (informada por la AFP) los que van decreciendo en los meses siguientes.

Acceso automático a los 5 giros del Fondo de Cesantía Solidario
como complemento en caso de que la Cuenta individual sea insuficiente.

Si el empleador lo suscribe a la suspensión o reducción del contrato de trabajo (Ley de Protección del Empleo), podrán acceder a las prestaciones del Seguro de Cesantía, siempre que cumplan con los requisitos.

¿Cómo funciona?

El empleador ahora deberá seguir pagando el 4.11% de las cotizaciones, pero divididas en un 3% para el Seguro de Cesantía y el 1.11% para la indemnización a todo evento de la AFP.

Este trámite el empleador puede hacerlo en previred.com hasta el día 13 de cada mes.

¿Qué pasa con la Cuenta de Ahorro de Indemnización (CAI)?

Ante el término de la relación laboral, esta ley mantiene la posibilidad de acceder a una indemnización obligatoria a todo evento que pueden retirar en un solo giro como es hasta ahora.

¿Se puede solicitar el Seguro de Cesantía si nunca ha cotizado en AFC?

Si el trabajador/a no cuenta con fondos en su Cuenta Individual (porque nunca ha estado afiliado al Seguro de Cesantía o retiró anteriormente sus fondos) puede solicitar el traspaso del monto mínimo, desde su CAI de la AFP, que le permita cumplir con los requisitos.